ActualidadActualidad Nacional

El Oeste no pudo marchar: «Esta represión no tiene sentido»

Pese a que la mayoría de los puntos de la convocatoria hecha por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), estaban ubicados al Oeste de la capital de Venezuela, estas marchas no pudieron llegar a la Avenida Presidente Medina, mejor conocida por los caraqueños como La Victoria.

«¿Es que los caraqueños en el Oeste, no tenemos derecho a marchar?», preguntaba a gritos una manifestantes que había sido afectada por los gases lacrimogenos lanzados en la avenida Páez de El Paraíso por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), donde varios episodios parecidos han vivido los vecinos por la acción de los cuerpos de orden público.

Al frente de este punto se encontraban los diputados Carlos Paparoni, José Manuel Olivares, Stalin González y Tomás Guanipa, este último rechazó «que se ejerza la violencia contra un pueblo que hoy sale a la calle a reclamar porque el ajuste anunciado ayer no alcanza para ni siquiera para comer».

Por su parte, el diputado y jefe de la fracción de la Unidad, Stalin González, denunció que «no se trata de un aumento de sueldo lo anunciado ayer por Maduro» y por eso «aunque nos repriman, vamos  a seguir en las calles», al fondo manifestantes coreaban «si se puede» y entonaban las notas del Himno nacional.

En ese mismo lugar, el diputado José Manuel Olivares fue «directamente agredido», dijo su colega Jorge Millán, quien informó que 14 puntos de sutura tuvieron que «agarrarle» al galeno y parlamentario que fue recluído en la Policlínica Las Mercedes.

Provocación y agresión

El la avenida Victoria, punto de concentración para marchar rumbo al Consejo Nacional Electoral (CNE), grupos comenzaron a concentrarse en las esquinas, vecinos de Las Acacias, que salieron de casa y edificios para comenzar su protesta y esperar al resto de los manifestantes.

Eran cerca de las 10 de la mañana del 1° de mayo y ya la Policía Nacional Bolivariana (PNB), había dispuesto varios piquetes. En ninguno había comandantes o mediadores, eran solo los funcionarios actuando de su cuenta, así comentaron vecinos que trataron de mediar para que se retiraran y solo permaneciera custodiando que no hubiera incidentes.

Sin embargo, y pese a que los manifestantes permanecieron en paz, incluso un grupo rezaba un rosario, la PNB comenzó a lanzar gases. La gente comenzó a correr hacia las calles adyacentes y los agentes del orden público detrás de ellos lanzaban gases.

Analítica.com pudio constatar que un joven resultó con la pierna derecha fracturada luego que motorizados de la PNB le atropellaran. Esta represión duró unas dos horas. Todo se calmó con la llegada de los diputados Rafael Guzmán y José Guerra entre otras, quienes conversaron con un comisario de la PNB que finalmente llegó al sitio.

También pudimos constatar que la PNB abrió el paso para que un grupo de motorizados con banderas del partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), para por el medio de los manifestantes opositores. También permitieron el paso de camiones con sonidos alusivos al fallecido presidente Hugo Chávez que fueron pitados por los opositores.

Junto a los uniformados acordaron que los manifestantes podían avanzar en sentido hacia Roca Tarpeya, por donde si pudieron pasar los manifestantes oficialistas con destino a Miraflores, y esperar en el lugar a los manifestantes que llegarían de otros puntos del oeste caraqueño, pero que no pudieron llegar, por la represión.

Luego de la mediación del diputado Rafael Guzmán, quien minutos antes había sido reprimido por la PNB, se logró permanecer en la avenida Victoria y manifestantes celebraron con consignas como «y va a caer y va a caer, este gobierno va a caer».

Un grupo de manifestantes hizo retroceder a la PNB y esto generó la algarabía, los funcionarios policiales poco a poco fueron retirándose y solo un grupo quedó al frente de la manifestación por donde debía pasar rumbo al CNE.

Como en todas las manifestaciones del último mes, los manifestantes, en su mayoría señoras de avanzada edad rechazaron el ataque de los uniformados y le preguntaban a los PNB «¿Por qué nos reprimen?» y reiteraron «somos pacíficos, tenemos derecho a marchar. Somos mayoría».

Pese a los minutos de calma, a las 2:30 de la tarde, nuevamente fueron reprimidos. Destaca que este 1° de mayo, Día del Trabajador, opositores venezolanos salieron a las calles para exigir «el fin de la dictadura» y la recuperación económica del país «para que los trabajadores venezolanos puedan recuperar el poder adquisitivo y puedan ofrecerle futuro a sus familias», dijo el diputado Tomás Guanipa.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba