JudicialPulso Regional

Mueren tres niños por desnutrición en Táchira

La presidenta del capítulo Táchira de la Sociedad de Pediatría y Puericultura, Lorenza Acosta, alertó sobre la gravedad de los casos de desnutrición que se están presentando en la entidad y que ya cobró víctimas fatales. Acosta indicó que los padres han dejado de comer para cederles el alimento a sus hijos y se limitan a 2 comidas al día.

“Todos los pacientes que ingresan al Hospital Central de San Cristóbal tienen algún grado de desnutrición. Hace un mes 3 niños fallecieron por desnutrición”, reveló.

Acosta dijo que por primera vez en su vida, en los 19 años que lleva ejerciendo la pediatría, observó el caso de una niña de 9 meses de edad con pelagra.

Según la Organización de las Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura que tiene como propósito erradicar el hambre, la pelagra es una enfermedad que sobreviene a causa de la desnutrición calórico-proteica.

Acosta aseguró que los padres “prefieren que el niño esté durmiendo, que no haga otras actividades y esto afecta su desarrollo escolar”.

Asimismo, Javier Tarazona, presidente del Colegio de Profesores en Táchira, indicó que el programa de Alimentación Escolar está siendo distribuido 2 días a la semana y no 5 como debería ser.

“Sorprende que Nicolás Maduro y José Vielma Mora hacen actos en los que casi dan caviar en unas escuelas y en el resto se están sirviendo migajas: arepa con mantequilla pura, pasta pura con mermelada, bollos de harina con mantequilla, croquetas de caraotas y pasta con caraota”, dijo Tarazona.

Tarazano aseveró que “el sistema de alimentación escolar está ayudando a que se incremente la desnutrición”.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba