Cultura

Teatro El Chichón: El arte es vida y en las peores crisis debe tener un espacio

Hace 41 años, en los sótanos del Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, nació “El Teatro Universitario para Niños El Chichón” bajo la dirección del Armando Carías, quien junto a un grupo de jóvenes estudiantes de la UCV se propusieron a ofrecer un teatro para niños digno, crítico y creativo.

Un espacio dedicado a la familia y en especial a los consentidos de las casas, quienes en cada montaje podrán disfrutar de un evento sorprendente, único y especial, que les permitirá reflexionar y que sean los propios niños los que puedan interpretar cada obra que es presentada, expresó Dewis Durán, actual director de El Chichón en entrevista para Analítica.com.

“El Teatro Universitario para Niños El Chichón es una agrupación que pertenece a la dirección de cultura de la UCV, tenemos 41 años de fundado, iniciamos nuestras actividades en el año 1978 bajo la batuta del Lic. Armando Carías”, reseñó Durán, quien además señaló que durante todos sus años han ganado “todos los premios existentes con lo que respecta a teatro para niños”, tanto nacionales como internacionales. El más reciente reconocimiento les fue otorgado en el año 2018 por La Asociación Venezolana para la Crítica, quienes le dieron un premio especial por los 40 años de su trayectoria.

El teatro que ha llevado sus montajes a casi toda Venezuela y además han tenido presentaciones en el exterior, busca brindarle a los estudiantes, que son parte de este grupo, la oportunidad a que explore nuevos caminos, “Además de todo lo que será su trayectoria académica dentro de nuestra universidad, queremos brindarles la oportunidad a que hagan algo que también les guste aparte de sus carreras, porque esto es una manera de complementar la formación”.

Desde el punto de vista del director, ellos buscan crear un ser que sea autónomo de sus idea, de su manera de pensar y de ver el mundo, “Se trata de abrir tu visión hacia muchas cosas, el teatro te ayuda en la formación personal, a desarrollarte más como persona, hace que tengas confianza en ti mismo, aprendes a trabajar en equipo y a tener responsabilidad”.

En este sentido, Durán aseguró que en muchas ocasiones los participantes de El Chichón deben retirarse para continuar con sus carreras, mientras que hay otros que luego de culminar sus estudios, permiten que el teatro siga siendo parte de sus vidas, cosa que a él le da una gran alegría, pero en el caso de los que no pueden continuar expresó que también le genera una satisfacción pues sabes que cada uno de los que formaron parte de El Chichón se lleven todo ese aprendizaje que les fue brindado para complementar su desarrollo.

«No queremos ser sombra de la crisis»

Para nadie es un misterio que el país atraviesa por una fuerte crisis, la cual afecta a todos los venezolanos, pero esto no ha sido una excusa para que el grupo que conforma El Teatro Universitario para Niños El Chichón sigan apostando y creyendo en que las cosas cambiaran para mejor.

Aunque en ocasiones se han visto afectados por la situación país, Durán reveló que su mayor problema y el cual considera que es su recurso más valioso es el factor humano, “Los estudiantes se sienten decepcionados por todo lo que está pasando, están buscando nuevos caminos, nuevas rutas, muchos emigran y la recepción de muchachos que llegan al grupo ha bajado muchísimo, llegamos a tener entre 40 y 50 personas y ahora se ha reducido hasta más del 10% de esa cantidad”.

Confesó, que es difícil que los estudiantes lleguen y que se mantenga en el teatro porque son un grupo que no reciben más que la satisfacción del trabajo que realizan, “A veces a las personas se les presentan algún tipo de problema, deben trabajar para poder colaborar en sus casas, además el problema presupuestado de la universidad, que no es un misterio para nadie, también afecta porque los empleados están sudpagado y es complicado pedirle a un técnico o un vigilante que llegue a la universidad cuando el dinero no le alcanza y debe gastar en pasaje para llegar a un ensayo”.

Dewis, aseguró que “realmente los que van y permanecen en el teatro están por amor al arte, porque quieren la institución y porque no quieren que la universidad sea una sombra de todo esto que está pasando en el país”. Por su parte, admitió que a él lo motivan los muchachos que quieren estar y formar parte de El Chichón.

Su deber y objetivo es hacer teatro. “No podemos privar al público del disfrute del arte, ya que este es vida, es luz, es expresión, y en las peores crisis el arte debe tener un espacio, porque el teatro se niega a morir, por más que lo golpeen o lo prohíban, el arte siempre va a surge. Aunque estemos en una crisis eso no quiere decir que no se pueda hacer nada, si asumimos esa actitud estaríamos contribuyendo a que esa sombra nos cubra todos”.

En este sentido, el director de El Chichón dijo que el país debe continuar andando y produciendo más allá de posiciones políticas, explicó que en el teatro y en el arte es uno de los pocos espacios donde todavía se puede dialogar, donde las personas se pueden unir a pesar de tener posiciones políticas distintas, ya los une un objetivo y es hacer teatro. Asimismo, aseguró que Venezuela tiene futuro y va a salir adelante, “aunque el futuro es una incertidumbre, pero debemos verlo con optimismo”.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar