Economía

Venezuela ofrece compensar el pago de medicinas con diamantes, oro y coltán

El gobierno venezolano desconcertado sobre cómo liquidar $5 mil millones en deudas con las compañías farmacéuticas ofreció recientemente a algunos proveedores extranjeros una compensación alternativa: diamantes, oro y coltán, el raro metal utilizado para fabricar teléfonos celulares y consolas de Playstations, en medio de una profunda crisis económica que ha dejado los hospitales vacíos y ha agudizado la escasez de medicamentos, de acuerdo con un reporte del diario estadounidense The Wall Street Journal.

El intercambio propuesto dejó perplejos a los representantes farmacéuticos, cuyas compañías no tienen políticas para aceptar gemas y metales preciosos como forma de pago, de acuerdo con tres personas al tanto de una reunión que se llevó a cabo mes pasado, en la que el ministro de Salud de Venezuela hizo la oferta, según precisó el rotativo norteamericano.

De acuerdo con lo publicado por The Wall Street Journal, no está claro si alguna de las empresas aceptó la propuesta, que devela cómo el colapso económico de Venezuela obliga a la asediada administración del presidente Nicolás Maduro a improvisar para pagar los bienes, ya que la grave escasez de dólares empuja al país hacia una sociedad de trueque.

El uso de commodities como forma de pago no es algo extraño para las grandes empresas globales que comercian con la minería o el petróleo, pero es casi inaudito como forma de saldar las deudas con otros sectores como el farmacéutico, según el consultor económico con sede en Caracas, Orlando Ochoa, agregó el medio estado estadounidense en su reporte.

Dadas las opacas finanzas del país, no está claro cuánto posee Venezuela en metales y piedras preciosos certificados. El gobierno socialista se retiró unilateralmente del Proceso internacional de Kimberley, que certifica los orígenes de los diamantes, durante ocho años hasta que volvió a entrar en 2016, precisó The Wall Street Journal.

A mediados del mes pasado la ONG Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) advirtió una vez más que es urgente e imperativo que el Estado venezolano garantice la implementación de mecanismo de cooperación internacional en materia de sanidad y nutrición como miembro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Codevida ha precisado que Venezuela debería utilizar los fondos de emergencia, estratégico y rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS-OMS), que se encuentran en condiciones de proveer  medicinas, insumos y vacunas para el tratamiento de un amplio número de condiciones de salud.

Para leer el reporte completo de The Wall Street Journal ingrese aquí. 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar