El Editorial

Somos grandes

La actuación de nuestros atletas en los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 demuestra de lo que estamos hechos los venezolanos.

Las penurias que pasamos quienes llevamos con orgullo este gentilicio, son muy parecidas para todos, y nuestros atletas y sus familias no escapan a esta gran crisis.

Todos hemos leído como muchos de ellos deben mendigar los recursos para poder viajar a competencias fuera. Vimos fotos del “campo” donde practica sus lanzamientos de bala la barloventeña Ahymara Espinoza, quien entrenaba sola, sin recursos, ni apoyo de las autoridades regionales o nacionales.

Nuestro medallista de plata en halterofilia, Julio Mayora, cuya familia vive al lado de un vertedero, en el barrio Santa Eduvigis de La Guaira. Muy criticado por los “antitodo” por haber ofrecido su medalla al fallecido Hugo Chávez, pero quien en un contacto con su mamá le prometió que esa medalla la cambiaba por una casa. ¿Quién mira la paja en el ojo ajeno?

La gran Yulimar Rojas, vive en España y se entrena allá, pero del régimen no recibe ni un bolívar. Sus gastos son costeados por el Barsa y su ida a Tokyo 2020 la pagó el gobierno español.

Otros viven fuera, como el velerista Andrés Lage, quien reside en España y logró mantenerse en competencia trabajando en un local de comida rápida, en una tienda de ropa deportiva y dando clases a niños.

Rubén Limardo, nuestro medallista olímpico (lamentablemente eliminado en esta oportunidad), trabaja como delivery en Polonia para poder mantener a su familia.

El boxeador Eldric Sella, no ganó medalla, pero es todo un campeón sin lugar a duda. Pasa por el mal momento de no poder regresar a Trinidad, cuyo gobierno le ha negado la posibilidad de retorno.

Todos ellos son ejemplos de fuerza, de que sí se puede, de que, a pesar de las dificultades, si damos todo de nosotros, podemos lograr lo que nos propongamos.

No podemos dejar de nombrar a Daniel Dhers, quien dejó Venezuela hace ya muchos años. Dhers quizás ha llevado una vida sin dificultades, pero todo lo que tiene hoy en día se lo ha ganado a pulso. Él demuestra en cada uno de sus posts en redes sociales que es más venezolano que muchos y que, a pesar de todo este tiempo fuera, no ha dejado de querer a su país y lo representa con orgullo.

Una ovación para Yulimar, Keydomar, Julio, Daniel, para todos los que ya compitieron y para los que aún esperan por competir. Ustedes demuestran que somos grandes.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba