Cultura

Ivan Mikolji: De la Plástica a la Abstracción (II)

Eduardo Planchart Licea

Ivan Mikolji  como investigador y explorador creó un lenguaje fotográfico, que está en deuda con la refracción de la luz en el agua, su transparencia, opacidad, y cualidades físico-químicas.

Estas fotografías nacen de una aventura hacia lo desconocido, es normal para él estar  sumergido durante horas con máscara, snorkel y su equipo fotográfico, para lograr el encuadre que deseaba, y no dar por finalizada cada sesión hasta no verla materializada.

Eterniza la esencia cambiante de lo acuoso para transformarlo en trampas visuales que perciben en ocasiones el agua como materia gelatinosa, y evanescente realidad.

El carácter sagrado de estas miradas, se evidencia en fotografías de la serie “Cosmogonías, 2014” (344) donde una roca del Orinoco fue erosionada y tallada, asumiendo la forma serpentina, que sobresale varios centímetros de la superficie.  Semeja una boa de piel pétrea que pareciera haber dado origen a este universo, idea que está presente en mitos de diversas tradiciones culturales tradicionales y antiguas civilizaciones.

Estas connotaciones filosóficas y cosmogónicas, se materializan en estos paisajes pétreos en fotografías que transmiten la impresión de ingravidez  como ocurre con la imagen de la serie “Cosmogonía, 2014 (344)” caracterizada por una estética minimalista.

El centro visual del recuadro son dos rocas modeladas por lo acuoso en formas triangulares, transmiten la ilusión de flotar sobre el agua, creando una sensación de liviandad y liberación de la gravedad que nos recuerda ese amor por el vacío de los jardines y elementos cotidianos de la estética japonesa. Y sobre la superficie de estas piedras las franjas de la erosión de las crecidas del Orinoco crean un ritmo que armoniza con las ondas de la superficie del río.

Dentro de toda esta tipología  visual, la serie de reflejos subacuáticos crean realidades alternas, inexistentes, que brotan de la duplicidad de la realidad, creando imágenes ajenas a nuestra cotidianidad y a todo lo conocido, tal como se evidencia en fotografías como los fondos rocosos de la Gran Sabana, donde se enfrenta al espectador a realidades ajenas a sus patrones cognoscitivos dando la impresión de estar ante una ficción o paisajes de un planeta desconocido.

Esto se hace patente en la imagen  donde dos superficies pétreas, una real y otra ilusoria, contraponen sus cromáticas y texturas. Así, oquedades, franjas, abstracciones, líneas, hendiduras, perforaciones y colores ocres se perciben entre una transparencia tal que podría ser atmosférica y no subacuática.

De la  imágenes tomadas en la Gran Sabana, se crean  visiones  subacuática que pareciera un Big Bang pétreo, donde, desde un punto central, parecieran brotar fuerzas centrífugas qué podrían percibirse como una metáfora de la explosión cósmica de la cual hipotéticamente, brota el Universo.

Estas visiones solo son posibles a través de la mirada creativa, capaz de crear belleza de lo ignorado. El carácter turbio del agua del río Apure y los esteros de los Llanos, crean reflejos subacuáticos dominados por los verdes, marrones y ocres.

En estas aguas oscuras o verdosas, se crean composiciones donde domina esta gama de colores y una realidad caleidoscópica. Realidad a la que el artista da nacimiento, y nos permite tener una idea del grado de recreación que genera cada uno de estos clics.

La macro realidad que sirve de centro a esta serie de imágenes son los reflejos subacuáticos de un tronco sumergido a pocos centímetros del agua que  genera una gama cromática dominada por el negro y los verdes.

En algunas de estas miradas se muestran burbujas, áreas de transparencia que se convierten en ventanas al exterior, asumiendo la forma de resplandor o realidades distorsionadas.

En esta serie se llega a la opacidad total y se crean paisajes abstractos y surrealistas de diversas tonalidades verdes, que semejan superficies de líquidos de mucha densidad, creando repliegues que niegan la fluidez del agua, y recuerdan esa plasticidad que transmiten los relojes derretidos de Dalí. Y otras, parecieran visiones flamígeras.  Los reflejos subacuáticos de hojas combinan las capas cromáticas subacuáticas con los fondos, materializando abstracciones donde es difícil distinguir la hoja real de la ilusión visual.

 La plástica de Ivan Mikolji invitación

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba