OpiniónOpinión Nacional

¿Quién es el soberano en Venezuela?

Cuando esto sucede se vive en una democracia. Cuando la soberanía se le arrebata al pueblo y la ejerce un solo ciudadano que  impone sus órdenes a la fuerza entonces se vive en una autocracia, nombre más elegante que dictadura, disfrazada desde 1999 como “democracia participativa”.

Cuando hay dictadura todos los poderes del Estado los controla un solo ciudadano, los medios de comunicación lo mismo y los recursos económicos del país, en nuestro caso el petróleo, es manejado por el autócrata con fines políticos y no de bienestar colectivo. Todo esto está sucediendo en Venezuela desde hace por lo menos quince años durante los cuales un militar golpista “manejó el poder como le dio la gana”.

La celebración de constantes elecciones se utilizó, como instrumento propio de  una democracia para encubrir, con la propaganda que se hace del P.P., la dictadura copia  de la cubana que se nos estaba imponiendo en la práctica.  Pero el problema no consiste  en hacer elecciones cada seis meses o cada año sino en que la soberanía, cuyo titular único es el pueblo venezolano, pueda ser expresada con absoluta transparencia para que sea el verdadero Soberano quien escoja a sus autoridades, nacionales, regionales y municipales. Cuando no existe confianza en el árbitro la constante celebración de elecciones se convierte en un mensaje falso para que Venezuela y el mundo se crean que sí hay una democracia en Venezuela. Cuando el pueblo todo es quien decide, como el soberano que es, entonces sí hay democracia. Cuando quien lo decide todo, a través de elecciones fraudulentas, es el autócrata entonces la soberanía le es usurpada al pueblo. Las elecciones solo tienen sentido si puede expresar el pueblo su soberanía pues si el resultado que se proclama no es confiable entonces el pueblo, único soberano, no pudo expresar su  voluntad. Las elecciones pasan a ser instrumento del engaño y niegan que exista democracia en un país.

Cuando todas las instituciones del Estado han sido secuestradas por el autócrata entonces la Sociedad Civil necesita utilizar otra vía diferente a la electoral. Esa otra vía para transitarse exige que los ciudadanos estemos decididos a salirnos de la trampa en la cual hemos caído  cuando se nos vendió como democracia participativa lo que era una vulgar autocracia totalitaria. El Estado es una sociedad organizada, jurídica y políticamente, donde el pueblo gobierna a través de las autoridades que él mismo escogió y por eso el Estado representa a la sociedad, pero no a los ciudadanos que viven en un país, porque como ellos son el país no necesitan representarlo. La Sociedad Civil es Venezuela  y por eso su fortaleza es muy superior a la del Estado. Sin la Sociedad Civil  no hay estado  pero cuando el Estado desaparece por el asalto de un autócrata la sociedad permanece, puede organizarse de manera que el Estado la sirva y no esté al servicio del autócrata que se agarró el poder para  beneficio suyo y  de sus amigos. Corrupción.

La clave de una Sociedad Civil fuerte es la participación organizada de todas sus instituciones-educativas, profesionales, trabajadores empresarios, etc. Si se mantiene activa  el país funciona y si se paraliza el país se paraliza y ningún poder político tiene como ponerlo a funcionar. Entonces es la sociedad civil la que tiene la  última palabra en esta como en cualquier otra sociedad. Sociedad civil, fuerza superior.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba