OpiniónOpinión Internacional

¡Somos el hazmerreir de toda Latam: EL NEFASTO LEGADO DEL EX PDTE.PIÑERA!

Han pasado cuatro años y el balance de la segunda presidencia de Sebastián Piñera es estremecedor. No sólo no cumple su propio pronóstico de éxito, sino que entrega un país plagado de incertidumbres, algunas de las cuales propició él mismo”.

John Muller. (1)

Salvo la exitosa gestión sanitaria de la pandemia, tiene razón el Sr. Muller,  políticamente fue un mal gobierno. Es un hecho indiscutible el ex Pdte, Sebastián Piñera es responsable del agravamiento de la ingobernabilidad del país, al no poner término-por segunda vez – al terrorismo en la Macrozona Sur, el vandalismo, la delincuencia desatada en la capital y por las siguientes razones:

1) la ausencia de coraje político. SI HUBIESE AUTORIZADO A LAS FFAA A INGRESAR  Y RECUPERAR  El TERRITORIO USURPADO POR LOS TERRORISTAS CRIOLLOS Y EXTRANJEROS DE LAS FARCS Y CASTROCHAVISTAS, HABRÍA RECOBRADO EL ESTADO DE DERECHO Y LA AUTORIDAD EN LA ARAUCANÍA, MACROZONA SUR. El gobierno del Pdte Piñera y su coalición Chile Vamos se llenó de claudicaciones. Por ello, están tan desprestigiados y el electorado no confían en ellos, son un lastre (2).

2) el error que cometió el ex Pdte. Piñera y que concierne a la lectura que le dio a la sedición del 18 de octubre de 2019, cuando en una operación perfectamente concertada decenas de estaciones de la red de trenes subterráneos de Santiago fueron atacadas, incendiadas y destruidas de manera simultánea. Los actos vandálicos continuaron en los días siguientes y se tradujeron en saqueos e incendios de supermercados, en barricadas en las calles, en operativos generalizados de destrucción de propiedad pública, en asalto a farmacias y en masivas jornadas de protesta, al término de las cuales siempre se montaron operativos concertados de vandalismo y violencia.

3) El gran error del presidente fue interpretar como un estallido social, como una legítima protesta ciudadana o como expresión de un profundo malestar social, lo que en estricto rigor fue un levantamiento, una sedición que buscó, por medios violentos, desestabilizar su gobierno, interrumpir la secuencialidad democrática y precipitar su caída.

4) Piñera no tuvo el coraje de identificar con claridad a los gestores de esta sedición, en la que participaron cuadros militantes del PC y del Frente Amplio, bandas asociadas al narcotráfico en las poblaciones de todas las ciudades de Chile, además de grupos provenientes del lumpen y de las barras bravas de clubes de fútbol de mayor arrastre popular.

5) No obstante que el presidente tuvo al alcance de su mano una serie de instrumentos para reestablecer el orden y penalizar las conductas delictivas de que el país fue testigo, Piñera prefirió hacer la vista gorda de lo ocurrido.

6) Lo que no hizo el ex Pdte. -y debió haber hecho- es decretar las estados de emergencia o de excepción que correspondían, aplicar la ley antiterrorista en contra de los sediciosos y restablecer con prontitud el orden público en las ciudades. ¿Por qué no lo hizo? Sencillamente porque lo paralizó el miedo.

7) Porque el presidente, aparte de hacer suya una agenda política que no era la que ofreció al país en campaña y tampoco la del sector político que lo eligió, se allanó a conseguir un acuerdo el día 15 de noviembre de 2019, cuando aún no se cumplía ni siquiera un mes del levantamiento, en el Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución. Este innecesario acuerdo no trajo la paz, más bien agravó la ingobernabilidad.

8)  ¿Qué significó esto? Que para salir de la crisis el presidente prefirió entregar la Constitución que había jurado respetar antes que utilizar los recursos legales que esa propia Constitución contemplaba para restablecer el orden y sancionar a los extremistas. Sí, el presidente salió del paso y mal que mal remontó sus días más críticos. Pero lo hizo poniendo en jaque todo lo que Chile ha construido en las últimas décadas. El problema, como lo dijo muy gráficamente en algún momento Felipe Lamarca, “las prisas pasan, las  cagadas quedan”. El gobierno no solo defraudó al 56% que votó por él en la segunda vuelta, sino también a la gran familia militar y a la mayoría democrática del país. No dio el ancho. No estuvo a la altura del momento histórico que le tocó vivir. Perdió la oportunidad única de asestar un golpe definitivo y concluyente a una sedición que tenía claramente inspiración marxista gramsciana. Tenía toda la legitimidad política e institucional para haberlo hecho. Era el gran momento para haber fijado los límites de nuestra convivencia y la vigencia plena del sistema democrático. Pero no se atrevió. Prefirió irse por las medias tintas, con malos resultados.(3)

9) Por culpa de la incomprensible inacción política del ex Pdte., el actual escenario político es extremadamente complejo. La anarquía y por ende,  la ingobernabilidad se agrava con la violencia impune y el terrorismo en la Macrozona Sur, imparable con la risible y torpe medida del “estado de excepción acotado”.  El país se encuentra muy polarizado. La sociedad civil se está ideologizando con enorme rapidez y ya hay un amplio sector de la ciudadanía dispuesto a saltarse toda la institucionalidad normativa, e incluso la moral, para alcanzar el éxito en sus propuestas públicas que -más allá de si son legítimas o no- pierden toda justificación política y ética si quienes las sustentan quieren imponerlas por la fuerza y al margen de los mecanismos  institucionales de la democracia. ¡Lo sucedido en la CC lo confirma!.

10) ¡Qué insensatez lo que ha ocurrido en Chile!, el gran modelo que existía en la región de un país que fue capaz de progresar en democracia y de expandir los alcances del bienestar por vía del crecimiento económico. Un ejemplo para AL pero irritaba a los fracasados regímenes marxistas castrochavistas.

Este era un momento en que Piñera estaba llamado a ejecutar su programa de gobierno y a defender los principios del orden social libre y democrático. Era el gran momento para reencontrarnos con nuestras tradiciones, para instalar de una vez por todas que de los derechos de los ciudadanos van a la par con sus deberes, para haber exaltado la ética de la responsabilidad en el trabajo junto con el respeto a la familia, a la autoridad, a la policía, al saber y a las personas con experiencia.(3)

Ojalá Dios quiera, este 4/9 la ciudadanía democrática con rotundo RECHAZO revierte tanto la “cagada” heredada del ex Pdte. Piñera como  haga recapacitar al actual gobierno, a la clase política tradicional no sigan haciendo el ridículo y el hazmerreír de AL.

Artículos relacionados:

(1) https://www.pauta.cl/la-acera-de-los-tontos/pinera-un-legado-plagado-de-incertidumbreo-pinion-john-muller

(2) https://www.pauta.cl/la-acera-de-los-tontos/la-araucania-un-balance-desolador-opinion-john-muller

(2)¡Cómo terminan las democracias!

(3)https://www.analitica.com/opinion/una-excelente-oportunidad-de-enmendar-por-el-bien-de-chile/  

(3) https://reportecatolicolaico.com/2021/06/30/contrarrestar-la-memoria-corta-nunca-segundas-partes-fueron-buenas/

(3) Experiencia jurídica proceso AC 


Ex Profesor Universidad Católica Andrés Bello, Caracas; ex Banquero, Magister en Ciencias Militares, mención en Conflictos y Negociación Internacional , Academia de Guerra del Ejército de Chile(ACAGUE 2006) 

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba