Actualidad Internacional

Canadá reporta primer fallecido tras recibir vacuna de AstraZeneca

Una mujer de 54 años murió como consecuencia de una trombosis cerebral luego de recibir la dosis contra el covid-19 de la farmacéutica británica

En otro lamentable suceso relacionado con la vacuna de AstraZeneca, una mujer de 54 años de edad se convirtió en la primera persona muerta en Canadá como consecuencia de una trombosis cerebral tras recibir la dosis contra el coronavirus, un fallecimiento que se añade a otros relacionados con esta vacuna ocurridos en diversos países del mundo.

La mujer falleció en el hospital de la Universidad McGill en Montreal, que señaló en un comunicado que la muerte «está posiblemente vinculada con la vacuna de AstraZeneca«, a la espera de los resultados de las pruebas realizadas para confirmar la relación.

Desde que Canadá empezara la vacunación con AstraZeneca, las autoridades sanitarias han registrado varios casos de trombos, posiblemente relacionados con ese suero, aunque en todos los casos los pacientes se están recuperando en sus domicilios.

Suceso «inusual»

El director de Sanidad de la provincia de Quebec, Horacio Arruda, declaró en una rueda de prensa que se trata de un suceso «muy inusual«. Aun así, «sabemos que podía pasar. El riesgo es de uno por cada 100.000«, dijo.

Las autoridades han reiterado que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca superan a los posibles riesgos del covid-19 y que la pandemia puede causar más trombos que el medicamento.

La semana pasada, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, de 49 años de edad, y su esposa, Sophie Grégoire, de 45, recibieron la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. El Ministerio de Sanidad de Canadá ha autorizado su uso para los mayores de 18 años, aunque las provincias han decidido limitar las edades por temor a los casos de trombos.

Otros incidentes

Lo cierto es que este hecho se agrega a otros ocurridos en varios países, como es el caso del Reino Unido, donde siete personas han muerto a causa de unos raros coágulos de sangre después de recibir la vacuna de AstraZeneca.

Así lo informó la Agencia Reguladora de Medicinas y Cuidados para la Salud del Reino Unido, que no obstante puntualizó que los riesgos asociados a estos coágulos son «muy pequeños«, por lo que instó a la población a que acepte la vacuna cuando sea ofrecida por la Sanidad local.

Mientras en Francia, las autoridades sanitarias han registrado tres casos de trombosis atípica asociados a la vacuna de Astrazeneca contra el covid-19, incluidos dos fallecimientos, que elevan a cuatro el total de muertes vinculadas con su administración.

Y en España está el incidente de la profesora Pilar González Bres, que falleció el 16 de marzo en Marbella dos semanas después de que le administraran la primera dosis de AstraZeneca, y en el que un informe de la autopsia apunta a la vacuna como posible causa de la muerte.

La vacunación

Entretanto, el proceso de vacunación contra el covid-19 avanza a distinta velocidad en los países y regiones del planeta. Se calcula en alrededor de 1.060.000.000 las dosis suministradas de la gama de inmunizantes contra el coronavirus en el mundo, según los cómputos de la página Our World in Data.

El 58% de estas vacunas se inyectaron en tres países: China (235,1 millones); Estados Unidos (232,4 millones), e India (144,8 millones). Sin embargo, Israel es el país con un mayor porcentaje de población totalmente vacunada, en torno al 60%.

En cuanto a las más utilizadas, a pesar de las incidentes señalados, la vacuna más usada es la de Oxford-AstraZeneca, que a fecha del 27 de abril de 2021 se está administrando en 135 países.

Le sigue la de Pfizer/BioNTech, que se utiliza actualmente en 89 países, mientras la Moderna es la tercera más empleada, con 37 países en el mundo que la suministran.

Por otra parte, las chinas Sinopharm-Beijing y Sinovac se utilizan en 33 y 24 países, en tanto que la Sputnik-V rusa es aplicada en 28 naciones.

Sobre la eficacia de cada antídoto, de acuerdo con diversas investigaciones realizadas, la Pfizer/BioNTech llega al 95%, seguida de la Moderna con 94,5% y la Sputnik V con el 91,6%.

En cualquier caso, los expertos han apuntado que cualquiera de las ya aprobadas son eficientes y seguras.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba