Actualidad Nacional

16-N, la apuesta de Guaidó para quebrar la «falsa normalidad» en Venezuela

A menos de 24 horas para el 16 de noviembre, el presidente encargado de Venezuela y jefe del Parlamento Nacional, Juan Guaidó, avanza en sus esfuerzos por movilizar a la población a la marcha convocada para este sábado, que consideró como un «día de victoria», así como una oportunidad para romper la «falsa normalidad» que impera, según él, en el país.

La manifestación se trata del primer llamado masiva realizado por el mandatario interino tras los hechos que derivaron en un fallido alzamiento militar el pasado 23 de abril. Aquella operación, aunque no consiguió materializar un quiebre entre el Alto Mando de la Fuerza Armada y Nicolás Maduro, resultó en la liberación de presos políticos como Leopoldo López, Antonio Ledezma e Iván Simonovis.

«Es calle sostenida, manifestación sostenida hasta lograr los objetivos»: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, dijo Guaidó en referencia a la marcha del sábado.

El líder opositor ha destacado la reciente oleada de protestas en Bolivia, que forzaron la salida del poder de Evo Morales, como un ejemplo del camino que deben seguir los venezolanos para concretar un cambio político. Lo ocurrido en el país del altiplano «es como un aliciente, como un ejemplo -dijo- de lucha, de la importancia de la movilización ciudadana».

Sin embargo, el jefe de la Asamblea Nacional (AN) se le presentan múltiples obstáculos en el camino.

Barreras políticas

El primero dentro del propio sector opositor. La fracción 16 de Julio, cercana al partido Vente Venezuela, anunció que no acompañará la movilización al considerar que la ruta propuesta por Guaidó ha sido manipulada, luego de anunciarse la conformación de un comité electoral con la participación de diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

Así también, el gobernante Nicolás Maduro advirtió este jueves con aplicar «justicia» si Guaidó «se come la luz» (se ve ligado a alguna acción ilegal) este sábado.

El dirigente socialista ya había informado esta semana del despliegue de la milicia bolivariana a partir de este jueves 14 de noviembre hasta el 31 de diciembre, bajo el argumento de «garantizar la paz y las navidades felices». Además se tiene previsto que el chavismo también se movilice el sábado para rechazar el presunto «golpe de Estado» en Bolivia.

Aprobación en entredicho

Pese a esto, la respuesta de la gente en la marcha se vislumbra cómo el verdadero termómetro de la gestión de Guaidó. En los últimos meses, sus números de aprobación experimentaron una fuerte caída: a 42% de valoración, según cifras de Datanálisis.

Los números se incrementan si se pone el foco en la crisis del país. Ocho de cada 10 venezolanos manifestaron tener razones para protestar, de acuerdo con la firma Consultores 21.

Consultado por la convocatoria del sábado, el encargado de negocios de EEUU en Venezuela, James Story, dijo en una entrevista a El Pitazo que su gobierno espera «que la gente de Venezuela tenga la oportunidad de que su voz sea escuchada».

«Es algo que se puede hacer el 16, el 17, el 18 o cualquier otro día del mes», remarcó.

Por lo pronto se conoce que en Caracas la concentración se llevará a cabo a partir de las 10:00 am y tendrá como principales puntos: Bello Monte, Santa Fe, Unicentro El Marqués y Plaza Altamira. Punto de llegada: Avenida Francisco de Miranda, en la plaza José Martí.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar