ActualidadActualidad Nacional

Marcha en Maturín transcurrió entre represión y detenidos

Freddy Marcano-Monagas
@FreddyMarcano77

A las 11:00 de la mañana se unieron los manifestantes procedentes desde los cinco puntos de concentración para ir hasta la Defensoría del Pueblo, en el centro de la capital monaguense. En masa, marcharon por la avenida Bolívar de la ciudad ataviados con el tricolor nacional. No tenían armas, solo consignas contra el gobierno que preside Nicolás Maduro.

Muy cerca, separados tan solo por la Catedral Nuestra Señora del Carmen, estaban los oficialistas que vitoreaban «Chávez vive». Estos estaban resguardados por efectivos de la Policía del Estado Monagas y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

A la cabeza de la marcha opositora iban algunos líderes políticos, como Elía Cabello (Mi Gato), Ricardo Mota (Primero Justicia), Mercedes Adrián y Sandra Alfaro (Acción Democrática), entre otros.

Faltando algunos metros para llegar a la Defensoría del Pueblo, un bloqueo militar evitó el paso. Quien comandaba a la treintena de uniformados cerca de El Balancín expresaba que «no pasarán o se atienen a la consecuencias». Instados por un «vamos pa’ lante» los opositores avanzaron e inmediatamente un GNB disparó varias veces al aire. Todos corrieron en diferentes sentidos.

Por algunos minutos hubo confusión, pero la meta opositora era clara: Avanzar hasta la Defensoría. Bombas lacrimógenas fueron lanzadas nuevamente y bloquearon otros accesos. Eran alrededor de las 12 del mediodía. Los manifestantes tomaron vías alternas burlando la presencia militar y las posibles agresiones de militantes del PSUV.

La avenida Juncal se convirtió en un campo de batalla en la que, incluso, los militares parecían armar emboscadas para castigar con bombas lacrimógenas y perdigones a los opositores. En una estrecha calle se insultaban los de la MUD y los del PSUV. Una fila de Policías del Estado aupaban a los rojos. A la 1:25 de la tarde inició la guerra.

Solapados por la GNB, oficialistas lanzaron palos, botellas y piedras, recibiendo rápida respuesta opositora. Ante eso, los castrenses dispararon nuevamente bombas y perdigones, logrando herir a dos personas.

Los militares relegaron a los manifestantes desde «Tejidos Fernández» hasta la plaza Ayacucho, donde detuvieron a cuatro jóvenes, que fueron golpeados y montados en motos. La represión avanzó hasta llevarlos al cruce con la avenida Orinoco.

En la avenida Bolívar también había represión y quema de cauchos. Los pocos locales bajaron sus santamarías para evitar daños y la entrada de los gases. Familias residente de los edificios céntricos gritaron improperios a los militares y hasta los maldicieron, además lanzaban objetos contra los uniformados.

Pasadas las 2:40 de la tarde, los cartuchos lacrimógenos 37/38MM GAS CS TRES CARGAS inundaban el pavimento. Seguía la calle prendida. Los convocados por la MUD respondían a los ataques militares, incluso, burlaron los chorros de la ballena. «Seguiremos en las calles hasta que caiga el Gobierno», gritaban algunos.

El saldo total de 15 detenidos y algunos desaparecidos, sin embargo hasta las 6:30 pm no había un reporte oficial que indicara el número total de personas privadas de libertad.

Leer también

GNB impide la marcha opositora en Maturín con gas lacrimógeno

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba