ActualidadActualidad NacionalEspecial País

Pasajeros de vuelo Puerto Ordaz-Caracas denuncian negligencia de la aerolínea

Jesús Barreto – @alavistadetodos

El vuelo 307 de la aerolínea Rutaca, que cubriría la ruta Puerto Ordaz-Caracas fue devuelto la noche de este jueves, 29 de marzo, luego de tener apenas diez minutos de haber despegado, debido a una presunta falla de presurización que le impidió mantenerse en los aires y obligó un aterrizaje de emergencia.

Desesperación, malos tratos, incertidumbre y una experiencia cercana a la muerte, es lo único que les ha quedado a los pasajeros, que tuvieron que esperar más de ocho horas por un despegue fallido. Algunos estaban desde las 2:00 pm para realizar el chequeo y el abordaje se dio más de ocho horas después.

“El vuelo debía salir a las 5:30 pm y despegamos después de las 10:00 pm. Fue una experiencia horrible, las aeromozas estaban más desesperadas que nosotros, parecía que no sabían manejar la situación o desconocían lo que estaba pasando. Fueron diez minutos eternos”, contó una pasajera que prefirió mantener su nombre a resguardo.

Las irregularidades no pararon con el aterrizaje forzoso. La aerolínea no ha querido hacerse responsable del traslado y ante la imposibilidad de ofrecer otro avión para culminar el itinerario que, originalmente era de 3:00 pm, hora en la que inició el proceso de chequeo, previo al abordaje, hasta las 6:30 pm hora en la que estaba previsto originalmente el aterrizaje en el Aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetía, estado Vargas.

El incidente generó retrasos en otros vuelos, como los programados en el vecino aeropuerto José Antonio Anzoátegui, localizado en Barcelona, por lo que usuarios han expresado su malestar por medio de las redes sociales, lo que ha evidenciado la extensión del caos.


En general los afectados se quejaron del mal servicio, que comenzó desde la adquisición del boleto, cuyo procedimiento se hace de forma ilegal. En Venezuela quienes opten por viajar a cualquier destino aéreo, deben comprar el pasaje a través de un mercado paralelo, en el que cada boleto es vendido hasta 900% por encima de su valor, debido a que la venta en taquilla que está regulada, nunca posee disponibilidad suficiente, por lo que un pasaje, fijado por el gobierno, en 80.000 bolívares, cuesta realmente 800.000 bolívares.

Esa distorsión en el mercado fue el principal obstáculo, que obligó a varios pasajeros a pasar la noche en el aeropuerto, pues la empresa se negó a cubrir los gastos de hospedaje o a asignar un vehículo para el traslado a un sitio donde pernoctar con mayor seguridad.

Este percance es el segundo que se registra en lo que va de año con características y en condiciones similares, el anterior ocurrió el pasado 15 de febrero, en la misma ruta y con la misma aerolínea y se viralizó en redes sociales, luego de que un pasajera contara la experiencia, unas horas después de ocurrida.

En ninguno de estos dos casos hubo heridos, ni un accidente de mayor proporción qué lamentar, pero la reiterada incidencia de estos hechos, debería llamar la atención de las autoridades de aeronáutica civil, expresaron unánimemente los varados pasajeros.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba