Cultura

«Las carabelas de la abundancia» o el viaje de los alimentos en las cocinas del mundo

Atilio Aleotti ha estado recorriendo América. Quería saber como llegó la vainilla a Madagascar y cómo es que ésta, siendo originaria de Centroamerica, no se produce allí. La gran aventura de los alimentos. El pasado 30 de mayo presentó en Caracas «Las carabelas de la abundancia» y este lunes hizo una lectura y disertación de su libro en el Instituto Italiano de Cultura de Caracas.

Los hechos se narran documentados pero también intervenidos con su propia experiencia narra «cómo los alimentos viajan en las cultura de América, de África y Asia, como se mueven los alimentos desde América hacia el mundo» y sobre «el magnifico regalo que América le hizo al resto del planeta» con el producto de sus tierras y aguas.

La historia se fundamenta y documenta en la historia del planeta y como este fue cambiando naturalmente hasta separarse en los continentes que hoy conocemos. «Comienza con el hecho que hace 30 mil años los  seres humanos van penetrando en América» al tiempo que explica como la separación definitiva de América y Asia contribuyó con que «las especies animales y vegetales son muy diferentes a las que tienen los otros continentes y el enriquecimiento fue justamente debido a ese hecho».

El libro no solo se trata de una revisión de la migración de productos alimenticios que hoy se encuentran en las cocinas del mundo entero, también hace una guía del buen comer, la buena mesa y la contaminación que ingredientes que viajaron largos periplos le imprimieron a las grandes gastronomías mundiales y sobre todo a la cocina italiana.

Aleotti obsequió y dedicó «Las carabelas de la abundancia»/Foto: @mafergonp

¿Qué producto se llevaría de estas tierras hoy para Italia, cuál sería?

-Una mujer -bromea y se ríe-, luego responde, Yo conozco muy poco Venezuela pero un fruto que llevaría absolutamente sería el sapote, que se da en un gran árbol y tiene distintas variantes. En unas partes se llama mamey, en otros sapote. Me lo llevaría porque lo adoro.

Un producto como el mamey tiene grandísimas posibilidades para ser transformado en dulce, ensaladas, salsas y no se ha desarrollado la potencialidad que tiene. Yo adoro comerlo así, fresco y en licuados. No se encuentras porque está menos difundido y porque es difícil de exportar.

¿Qué se ha encontrado en estos tiempos en nuestras tierras? 

-En América he tenido muchas vivencias. En el libro yo entro en la parte histórica , cito a los antropólogos, a los analistas, pero cuento mis experiencias personales y es aquella de encontrar productos americanos fuera de América pensando que no sean de aquí, sino de África o Asia. Ha sido este espejismo, este engaño que me ha empujado a buscar el origen de las cosas y el viaje de las osas. la ruta que estos productos han tomado para alcanzar lugares lejanos.

Por ejemplo, un producto americano importantísimo, que no se puede separar de la confitería, es la vainilla que es mesoamericana, típica de América central y un país que es gran productor de esta es Madagascar y no un país del este continente y uno se pregunta ¿cómo ha sucedido esto? Uno piensa que el mayor productor de café del mundo es Brasil como cantidad, pero hasta 1850 en ese país no había ni una mata de café. La globalización ha empezado hace milenios con los alimentos.

¿Qué tenemos en común Venezuela e Italia?

-La gente, yo creo que en Venezuela es uno de los países con mayor cantidad de italianos en el mundo. Hay una concentración de italo-venezolanos, inferior a la de grandes ciudades como Buenos Aires o Sao Pablo, eso es para mi lo más importante que tenemos.

¿Dónde encontrar el libro?

  • En las principales librerías del país.
  • En Caracas se encuentra disponible en El Buscón en el Centro Cultural Trasnocho.
Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar