Cultura

OSV presenta la obra «Cuadros de una Exposición»

La Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV), Patrimonio Artístico y Cultural de la Nación, presenta en el marco de su 85 Aniversario el primer concierto SERIE INTERNACIONAL del 2015 en el escenario de la Sala Ríos Reyna, su sede permanente en el Teatro Teresa Carreño.  En esta oportunidad el repertorio está dedicado a dos grandes compositores rusos que nos legaron obras inolvidables.

Bajo la dirección del joven y versado director venezolano Joshua Dos Santos, su batuta promete estremecer con las obras Cuadros de una Exposición de Modest  Músorgski y luego, Concierto para Piano N°1 de Piotr Ilich Tchaicovsky. Para la segunda pieza, el reconocido pianista Arnaldo Pizzolante será el solista de la noche.

Cuadros de una exposición es una famosa suite de 15 piezas, compuesta por Modest Mussorgsky en 1874. Escrita originalmente para piano, es muy conocida en la versión de orquestación y arreglo que hizo el reconocido compositor francés Maurice Ravel.

Músorgski sobresale por ser integrante del grupo Los Cinco, ya que su nombre se asocia inmediatamente al Nacionalismo Ruso, junto a otros grandes compositores como Glinka, Balákirev, Borodín y Cuí. En sus obras, todo el espíritu ruso quedó plasmado, incluso en el carácter de estos compositores que se consideraban a sí mismos “por afición”, pues estaban claros que no era posible mantenerse económicamente a través de la composición, dedicándose en vida a otras actividades. Músorgski compuso esta obra conocida al principio como Suite Hartmann, en honor a una exposición póstuma de diez pinturas y escritor de su gran amigo, artista y arquitecto Víktor Hartmann. Así que “dibujó en música” alguno de los cuadros expuestos.

El Concierto para Piano y Orquesta N º 1 en Si Bemol Menor, Opus 23 fue escrito por el compositor Tchaicovsky entre 1874 y 1875. Se estrenó en Boston, Estados Unidos, en 1875. El compositor lo dedicó al pianista Hans von Bülow, luego de ser rechazado por Nikolái Rubinstein, quien con el tiempo cambió de opinión. Es muy apreciada la versión que hiciera Artur Rubinstein. Desde entonces, se ha convertido en una obra que suele interpretarse habitualmente y que goza del aprecio del público por su extraordinaria belleza, sonoridad y calidez, donde el pianista adquiere todo protagonismo a través de la mayor expresión de su talento.

En este caso, Arnaldo Pizzolante, desde ya se prepara para compartir con el asiduo público de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, en su Aniversario 85, un concierto de gran altura y solidez. En 1978 debutó con la OSV y desde entonces ha tenido una trayectoria brillante como solista de las más importantes orquestas venezolanas. Será un gratísimo reencuentro con un extraordinario músico que por 18 años fue nuestro pianista solista.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba