ActualidadActualidad Nacional

Persecución contra dirigentes opositores y entorno de Guaidó arrecia durante la cuarentena

«Dicen que la joven (novia de Rafael Rico) fue golpeada, amenazada. Esto no es nuevo, durante las protestas (de 2014 – 2017) agarraban jóvenes y les hacían cosas; el FAES actúa fuera de la justicia». Así se refirió Humberto Prado, comisionado de Derechos Humanos de Juan Guaidó, a lo ocurrido la mañana de este lunes con la familia de la joven Andrea Bianchi, pareja del asistente de Guaidó, Rafael Rico.

Las diputadas a la Asamblea Nacional (AN), Adriana Pichardo y Delsa Solorzano, informaron a través de su cuenta de Twitter haber recibido la denuncia de que funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) entraron en la casa en horas de la madrugada y que habrían «golpeado fuertemente» a todos los miembros del grupo familiar.

Horas después, Pichardo informó que habían liberado a Andrea Bianchi «luego de habérsela llevado en un procedimiento absolutamente violatorio de los derechos humanos». Sus familiares denunciaron que a la joven la golpearon, la desnudaron y la amenazaron con abusar sexualmente de ella.

Esto sucede un día después de que denunciaran las amenazas de muerte a través de grafitis pintados en las paredes de las viviendas de al menos 20 diputados y dirigentes políticos en todo el país, así como la detención ilegal de Rómulo García y Victor Silio, miembros del equipo del presidente de la AN, Juan Guaidó.

La “Furia Bolivariana”

Delsa Solórzano denunció que estos actos de amedrentamiento responden a la “Furia Bolivariana”, el llamado de Nicolás Maduro que han provocado una ola de detenciones arbitrarias, persecución a familiares del equipo de Guaidó y violación de los derechos humanos en contra de la disidencia política; acciones que se han intensificado durante la cuarentena decretada para luchar contra el covid-19 en el país.

“Lamentablemente esta crisis ha sido utilizada para reprimir para perseguir a la disidencia política. Hoy hemos visto como los hechos de represión se incrementan en contra del entorno del presidente encargado Juan Guaidó y su equipo de trabajo”.

Diputada Delsa Solórzano durante una rueda de prensa este lunes.

Durante una rueda de prensa ofrecida este lunes, la parlamentaria indicó que este patrón de conducta de agresión y persecución por parte de la administración de Maduro ratifica la existencia de un Estado forajido en materia de derechos humanos, en Venezuela.

Patrón de persecución

El comisionado Humberto Prado, quien dio declaraciones a los medios al tiempo que la diputada Solórzano, informó que han aglutinado la documentación exhaustiva del patrón con el cual están actuando los funcionarios de Maduro en contra del entorno del presidente encargado Juan Guaidó; diputados, líderes políticos y medios de comunicación, cuyas denuncias serán presentadas a organismos internacionales.

Instó a la oficina de la alta comisionada de la ONU, embajadas e instancias internacionales en materia de derechos humanos, realizar un pronunciamiento enérgico sobre la situación de persecución, represión, secuestro y violación de los derechos humanos que son objeto los ciudadanos venezolanos. «Hay que llamarle la atención al régimen, más ahora que estamos padeciendo una calamidad«, apuntó.

«Estamos viendo procedimientos como de la época de los nazis, rayando las residencias, esto es en contra de quienes levantan la voz por la democracia, contra el círculo cercano del presidente Juan Guaidó», alertó Prado, y acotó que este patrón de agresividad y violencia por parte del entorno de Maduro está dirigido a cualquier persona que alza la voz por la democracia.

El comisionado Prado rechazó “la presencia en la residencia del presidente Juan Guaidó, de un grupo de personas diciendo que iban a hacer pruebas por coronavirus, usando el mismo modus operandi con que el detuvieron al periodista Darvinson Rojas”. Del mismo modo, indicó que tanto la retención ilegal de la novia de Rafael Rico como el secuestro de Darvinson Rojas, fueron cometidos sin orden judicial, y sin el debido respeto a la defensa.

“Una de las cosas que tiene que llamar la atención de los organismos internacionales es que están procediendo sin orden judicial y sin identificación. Simplemente se meten a las casas, se llevan a las personas, amenazan a las familias y en ningún momento dicen por qué se los llevaron. Y las personas que sueltan guardan silencio por el miedo que tienen y lo aterrado que quedan”.

Humberto Prado durante rueda de prensa este lunes

Tanto Solórzano como Prado anunciaron que la respectiva documentación probatoria de estas actuaciones fueron presentadas a la alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, y ante el Comité de Derechos Humanos de los parlamentarios de la Unión Interparlamentaria. De igual forma, será denunciada a distintos parlamentos del mundo y órganos internacionales en materia de los derechos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar