Actualidad NacionalEspecial País

Venezuela cumplió una semana en medio de apagones intermitentes

Lo que comenzó el jueves 7 de marzo, a las 4:50 p. m., como una falla solventable en alrededor de tres horas, según palabras del Ministro de Energía Eléctrica, se prolongó por casi una semana.

Pese a que gran parte de Caracas volvió a recibir el suministro de electricidad, diversas ciudades y municipios del interior del país, especialmente Maracaibo (Zulia), se encuentran en medio de una penumbra intermitente, luego del apagón nacional.

El 7 de marzo, de acuerdo con la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), se presentó una falla que afectó al menos 22 estados del país debido a un «sabotaje» en la Central Hidroeléctrica del Guri, en el estado Bolívar.

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, ratificó esta versión y denunció que investigaciones preliminares indicaban que se trataba de un «ataque técnico y cibernético» contra el Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Con el transcurso de los días la administración de Nicolás Maduro ha variado en sus explicaciones. El gobernante aseguró, posteriormente, que las indagaciones arrojaron que se produjeron no uno, ni dos, sino hasta cinco ataques consecutivos desde las ciudades estadounidenses de Houston y Chicago, dirigido contra el cerebro del sistema del sistema interconectado electríco nacional ubicado en el compleho hidroeléctrico de Guri y las oficinas en Caracas de Corpoelec, que se entrelazó con sabotajes «electromagnéticos».

El gobernante, Nicolás Maduro (c), mientras habla sobre las fallas eléctricas este martes 12 de marzo, desde el puesto de Comando, en Miraflores, Caracas / Foto: EFE

Esta tesis ha sido rebatida por expertos del sector. La facultad de Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela (UCV) publicó este miércoles un informe que concluye que el corte eléctrico que dejó a oscuras a la mayoría del país se produjo por un incendio que afectó 3 líneas de transmisión y sacó de sincronía a la central hidroeléctrica de Guri.

La Asamblea Nacional (AN), presidida por Juan Guaidó, coincidió con los especialistas al señalar que la mala gestión de millonarios recursos destinados al sector eléctrico, así como la ineptitud en la administración del sistema, son las causas reales del más largo apagón que haya padecido Venezuela.

El pasado martes, el ente legislativo, por solicitud de Guaidó, reconocido mandatario interino por más de 50 países en el mundo, declaró el Estado de Alarma en todo el territorio nacional, «debido a la calamidad pública generada por la interrupción sostenida del suministro eléctrico que ha afectado a la gran mayoría de los venezolanos».

Presidente (E) de Venezuela, Juan Guaidó, durante una manifestación en Caracas en contra del apagón nacional / Foto: EFE

Vandalismo económico

Esta situación ha elevado la crispación social en el país, que enfrenta una crisis humanitaria tras la debacle económica profundizada desde hace más de seis años.

Solo en Zulia se registraron más de 350 saqueos a comercios, según datos de Fedecámaras en la entidad. Entre los afectados se encuentra el grupo de Empresas Polar, el cual reportó pérdidas superiores a los cinco millones de dólares por la ola de vandalismo. La misma cifra de pérdidas registró la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga). 

El escenario ha abierto la compuerta para el mercado negro en moneda extranjera, a cuya modalidad acuden los venezolanos para adquirir bienes y servicios, vitales para hacer frente a la falta de energía eléctrica. Desde bolsas de hielo cobradas a más de 5 dólares, hasta recargas de batería telefónica con plantas eléctricas se ha vuelto rutina en el interior del país.

Así quedaron las instalaciones del Centro Comercial Sambil Maracaibo tras saqueos

Este miércoles, el Parlamento Nacional informó que la inflación del mes de febrero de este año se ubicó en 53,%, lo que representa una desaceleración del fenómeno, debido a que en el mes de enero se cifró en 191,6%, pero manteniéndose en el rango de hiperinflación.

El diputado José Guerra, miembro de la Comsión de Finanzas de la AN, indicó que la inflación acumulada en el período de diciembre de 2018 hasta febrero de 2019 fue de 348,2%.

Salud en riesgo

Una de las mayores consecuencias del apagón ha sido el riesgo que ha representado para los pacientes en tratamiento hospitalario. La ONG Médicos por la Salud reportó que entre el 8 y el 11 de marzo fallecieron 24 enfermos producto del corte de electricidad.

Las víctimas se han repartido entre nosocomios de Aragua (2), Bolívar (2), Caracas (4), Zulia (1) y Monagas, entidad que registra el peor balance con un total de 15 fallecidos, todos en el Hospital Manuel Núñez Tovar, de Maturín.

Los datos contradicen la versión del gobierno de Maduro, el cual ha negado las cifras. Su ministro de Salud, Carlos Alvarado, ha insistido en que se trata de «información tendenciosa (que) busca angustiar a la población». No obstante, el doctor Julio Castro, miembro de Médicos por la Salud, señaló que los informes de su organización se sostienen en reportes ofrecidos por personal de salud en los 40 hospitales en los que mantienen seguimiento.

Un país por «normalizar»

Entre tanto, las actividades en Venezuela poco a poco empeizan a restablecerse. El ministro Jorge Rodríguez anunció este miércoles la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de que las jornadas laborales se reanudaran en todo el territorio a partir de este jueves, luego de permanecer suspendidas desde el 7 de marzo. No así las actividades escolares. Otros servicios como del Metro de Caracas fueron rehabilitados, pero de forma parcial, así como las actividades bancarias.

De momento, no se tiene claridad de la totalidad de las consecuencias del apagón en Venezuela. Nicolás Maduro anunció el martes la creación de una comisión especial, liderada por la vicepresidenta de su gobierno, Delcy Rodríguez, con el apoyo técnico de China, Rusia, Cuba e Irán, para esclarecer los hechos. Antes, acusó al jefe de la AN, Juan Guaidó, de ser el responsable del presunto ataque.

Guaidó y el resto de parlamentarios opositores ha desestimado los señalamientos. Por lo contrario, el bloque opositor ha intensificado sus acciones para presionar al líder chavista, en sus esfuerzos por sacarlo del poder.

Lea también: Sectores siguen sin internet una semana después del apagón nacional

Desde que se presentó la primera interrupción eléctrica de marzo, Venezuela ha sido protagonista de masivas protestas contra lo que la AN ha calificado como «corrupción administrativa» del gobierno chavista.

Entre las disposiciones del decreto de Estado de Alarma se detalla el llamado a las fuerzas armadas para permitir las manifestaciones populares. Una medida que eleva la apuesta por sumar apoyos del brazo militar venezolano, hasta ahora fiel a Maduro.

Sin embargo, la estrategia más arriesgada de Guaidó se presenta al ordenar la suspensión del envío de crudo de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) con destino a Cuba, el principal aliado político del proyecto «revolucionario» venezolano en la región.

Ahora la palabra la tendrá la misión técnica enviada a Venezuela por la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet,, que llegó al país en medio del blackout energético para evaluar las condiciones de cara a una eventual visita de la funcionaria de la ONU para constatar las presuntas violaciones a los DDHH cometidas por Maduro.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba